domingo, 21 de febrero de 2016


Te pienso lento, para que no se escapen los detalles: tu sonrisa torcida, coqueta, segura, divertida; tus ojos entrecerrados intentando descrifrarme; tus manos en mi espalda; tus brazos a mi alrededor protegiéndome; tus labios en mi cabeza, en mi hombro, en mi boca.

Me pierdo en letras de Juan Gelman, Oliverio Girondo y Benedetti para pensarte mejor, con estilo, a manera de poema.



sábado, 26 de diciembre de 2015

Te libero de mi loco afán de protegerte 
y defenderte ante todos,
de mis excesivos mimos dulces que te asfixiaban...
Te libero de mi tonto interés de saber 
cada día mas de ti;
de los saludos de buenos días
de los abrazos vespertinos
y de los besos de buenas noches...
de mis oraciones bendiciéndote
y de mis sueños abrazada y aferrada a ti. 
Te libero... de mi absurda manía de tocarte,
de decirte te amo en cada instante
tanto... que desgaste la frase.
Te dejo libre de mi costumbre de preguntar
¿cómo estas? ¿qué te hace falta? ¿qué necesitas?
libre de mis inseguridades que me hacían complacerte,
libre de mis miedos
y de mis pequeñas dudas que te hacían rabiar...
Estás libre por fin... de mis bromas tontas,
de mi risa escandalosamente sonora a todas horas;
libre de mi mirada que absorta te contemplaba.
Te libero de mis silencios...
esos,cuando tus pupilas se clavaban en mi 
y me dejabas sin palabras...
libre de mis lágrimas infantiles cuando 
tu indiferencia me hería
y de mis palabras "rebuscadas" para hablar 
de nuestras fallas...
Te dejo libre de mi...
de mis ratos de mal humor, de mi simpleza, 
de mis días grises de melancolía...
libre al fin, de mi gran amor por ti.
Te libero... porque al liberarte a ti 
me libero también yo
de la dolorosa necesidad de necesitarte, 
de esta locura de ignorar a la razón, 
de este inmenso cariño que me tenía
voluntariamente presa a ti...
con mis alas amarradas a tus pies. 
Autora: Vicky Arizpe B. (Sayuri)


Te propongo un trato

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Te propongo un trato: desaparece, llévate todo lo que siento por ti, lo bueno y lo malo, lo tierno, lo sexual, el resentimiento, el coraje, la tristeza, la impotencia, la frustración, sólo llévatelo, desaparece, vete, no dejes nada, ni recuerdos, nada que me pueda hacer caer, que me haga sonreír por ti, que me haga amarte nuevamente, u odiarte, llévatelo todo, por favor.

El problema es que yo aún te quiero, te veo y te quiero, te pienso y te quiero. El problema es que te pienso, estando sola, acompañada, aquí, allá, yo te pienso y te quiero y te pienso.

Te propongo un trato: desaparece, llévate todo lo que siento por ti, todo el amor, todo el dolor, toda la mentira, las dudas, las imágenes, los planes, las verdades, sólo llévatelo, desaparece, vete y no dejes nada que me haga extrañarte, o pensarte, llévatelo todo.

El problema es que yo aún quiero estar a tu lado, caminar contigo, verte, hacerte sonreír. El problema es que yo no quiero que te vayas.

Te propongo un trato: desaparece, llévate todo lo que siento por ti, los pensamientos, el deseo, las promesas, los viajes, los sueños, las ganas, sólo llévatelo, desaparece, vete, no dejes nada que me haga daño, que me debilite, que me haga dudar, vete, desaparece, ya no quiero quererte, pensarte o extrañarte, llévatelo tú, por qué yo no puedo dejarte ir y ya no quiero quererte, ya no quiero pensarte.

jueves, 21 de mayo de 2015

Tenía una costumbre, durante algunos años de hacerme un tatuaje cada año, en realidad no sé si era una costumbre o una coincidencia por que todos mis tatuajes tienen algo valioso para mi, vaya que no me he hecho alguno nada más por que sí... La cosa es que por una u otra razón prácticamente la cuenta venía siendo de uno por año hasta que llegó un año en que simplemente me detuve.


Sucedió algo? Sí, en realidad muchas cosas, y sucedía tanto que no sabía ni que era realmente lo más relevante, todo lo era, y al mismo tiempo no. Así que sólo pasó así y deje de tatuarme.
Hace un par de meses sentí que era momento de hacerlo de nuevo, y ahora tengo ya dos pequeños diseños que pronto adornarán mi piel... sí, estoy contenta por eso.

lunes, 27 de abril de 2015

Estoy convencida, nací con un alma llena de nostalgia.
La nostalgia me invade por lo que pasó, y también lo que no pasó.

domingo, 19 de abril de 2015

A veces te extraño... Y a ti, y a ti también; creo que a veces hasta los extraño a ellos, si a todos. Es una sensación extraña, no sé que tan honesta, no sé que tan real. 


Quizá debería tener más valor y decirlo en voz alta y directo: te extraño. Será que nos educan bajo la premisa de que nada es recuperable " cuando las personas salen de tu vida... Es por algo"... Y si no? Y si está en tus manos? O en las mías? 

Y si tú, o tú o ellos sienten esa misma añoranza? 


Viviendo 24 horas... bueno en realidad 3.

martes, 14 de abril de 2015

En México tenemos la falsa idea de que si se queda a calentar la silla más allá de su horario "es por que hace más", si un empleado se queda más de 2 veces a la semana horas extras hay un problema: o tiene más trabajo del que puede manejar o no tiene la capacidad para el puesto.

Se nos "malmira" cuando queremos tomar vacaciones, ya que aparentemente nunca hay una fecha "ideal en el año" para hacerlo; y se nos dice "huevones" por desear que llegue el puente.

Y como chingados no vamos a desear un puente, que llegué el feriado, o las vacaciones; los mexicanos trabajamos un chingo por poco. Poca paga, lento o nulo crecimiento y todavía las empresas buscan como jodernos con contratos que se renuevan año con año para "no generar antigüedad - y por supuesto tampoco mayores vacaciones que los míserables 6 días al año por ley. ¿No les parece triste?

En total tenemos como 7  días feriados al año, más 6 de vacaciones, nos dan  13 días para poder disfrutar de lo que queramos (sí de chavitos teníamos mes y medio al año) igual hay que estar pendientes del teléfono y mail durante las vacaciones... por si hay algo urgente.

Y si hablamos de los días normales... en promedio le dedicamos un promedio de 11 a 13 horas al trabajo, sí 11 a 13:
2 horas previas para llegar al trabajo (en lo que "te arreglas" y si es que te queda cerca)
8 horas laborales + 1 de comida
2 horas de regreso a casa

Si agregamos las 8 horas de sueño  (en el mejor de los casos) 21 horas de nuestro día ya se fueron, nos dejan 3 horas, 3 horas para tener vida personal: gimnasio, trámites,hacer el súper, familia, pareja, amigos, mascotas, limpieza del hogar, hobbies y todo hay que acomodarlo ahí... jodido.

Ese tiempo es VITAL, no solo para hacer y disfrutar de las cosas que nos importan además del trabajo, es también tiempo de descanso, para recuperarnos y volver a la batalla renovados. (sí empresas, a ustedes les conviene que su personal no esté "hasta la madre" todo el tiempo)

¿Y todavía me ven feo por qué me quiero ir puntual?
No me jodan...
Repito: Tenemos la falsa idea de que si se queda a calentar la silla más allá de su horario "es por que hace más", LA REALIDAD es que si un empleado se queda más de 2 veces a la semana horas extras hay un problema: o tiene más trabajo del que puede manejar o no tiene la capacidad para el puesto.
Ojo, sí hay que quedarse cuando el proyecto lo amerita y cuando se puede, pero no hay que confundirnos.

Tener un empleo es sumamente importante, más allá de la parte económica, es una parte importante de nuestro crecimiento como persona, pero la vida personal es igual o más relevante, es nuestro espacio para ser personas, si perdemos eso, nos perdemos a nosotros mismos.

Equilibrio gente, equilibrio.