Music is my girlfriend

miércoles, 19 de enero de 2011

"Music es my girlfriend" dice la canción, y yo lo tomo como un lema de vida. Para mi la música es mi más fiel compañera, mi confidente, mi amor, en fin, es la única cosa sin la que no puedo pasar un día, y así... me explico ya , ¿no?.

Bien, la cosa es que hace unos días estaba recordando mis años mozos, y eso me llevó a recordar bandas que hace rato no escucho con tanta afición. Hace unos 12 o 13 años, internet empezaba su apogeo en los hogares, los programas para download de música eran Napster,iMesh, AudioGalaxy, Emule, Kazaa... (¡oh, que tiempos!) pero aún con la maravillosa capacidad de Napster para encontrar casi todo, las conexiones eran súper lentas y si se desconectaba el usuario, adiós descarga, obtener un .mp3 era difícil y lento, se saboreaba al escucharlo, aún así la opción seguían siendo comprar cd y casetes.

En esos entonces 30 pesos era demasiado para mi bolsillo, y me esforzaba bastante en juntarlos para ir a un puesto misterioso en un lugar más misterioso a comprar mis cassetes piratas de Lacrimosa, Sins of thy beloved , Moonspell, Kittie, Deftones, Nightwish, etc. - ya sé que era más fácil en el Chopo, pero me quedaba bastante retirado- ¿por qué cassetes? porque los cds eran más caros y no me podía dar esos lujos.

Eran tiempos en los que conseguir música rock no era sencillo y mucho menos barato, donde por lo general las personas que compraban esos materiales eran personas realmente interesadas en el género o la banda. Hoy en día estamos a un click de distancia de cualquier banda y genero musical, siento que se ha perdido un poco esa magia de buscar, encontrar y disfrutar la música como hace algunos ayeres cuando inclusive comprábamos cintas vírgenes y esperábamos "esa canción" en la radio para grabarla; cuando esperábamos que alguien viajara a USA o a Inglaterra y pudiéramos encargar el cd original; cuando los cd's se juzgaban por su portada, portadilla, empaque especial o la etiqueta de Kerrang! recomendándolo.

Si, siento que actualmente la música se abarata, y no por que se descarge gratis o ilegalmente, si no por el hecho de que ya cualquiera puede ser un artista al tener miles de amigos en su FB, o por que su video tiene millones de visitas; incluso entre el público hay poco respeto por los artistas, lo que hoy está de moda, mañana ya no, y se olvida; los lanzamientos son filtrados por internet o casi semanales en la radio; en la radio pocos se esfuerzan por tener un diferencial escuchamos la misma música ; digamos pues que el factor sorpresa se ha perdido, y nos perdimos en un mundo lleno de música, música que ya no se digiere; donde la creatividad musical se prostituido.

Me llama mucho la atención , en los bares, en los antros, la emoción que muchos de nosotros sentimos cuando ponen una rola "de antaño" , de esas que marcaron y nos recuerdan otros tiempos, los llamados "clásicos . Y sí, creo que esto también es generacional, las nuevas generaciones están inmersos en este mundo de sobreimpactos, de saturación de medios e información, de descargas virtuales, en fin... el mundo de lo desechable.

En lo personal sigo siendo coleccionista de música, coleccionista de lo que para mi es uno de los lenguajes más hermosos y disfruto enormemente con cada adquisición (en cualquier formato) , hoy quiero invitarlos a desempolvar sus viniles, sus casetes y recordar lo que era escuchar el mismo disco más de 30 veces y cada vez vivirlo como si fuera la primera.

Gracias a FRANK CHURCHILl cuyo post me inspiró a terminar el mío que traía atorado.

Trabajando con muertos

lunes, 10 de enero de 2011

Esto originalmente lo escribí para Tertulias de Café soluble, pero me gustaría compartirlo aquí también:


Hay veces en las que generar contenido es sencillo, pero hay ocasiones en las que es necesario nutrirse nuevamente con contenido ajeno para poder crear el propio. He estado devorando algunos libros; no es mi intención hacer una reseña del libro, mas bien una reflexión de los motivos que me llevaron a comprarlo y leerlo.

" ¡BUM! 7 decisiones para volar las puertas del negocio como-de-costumbre " Kevin y Jackie Freiberg

En realidad no soy mucho de este tipo de libros, el motivo por el cual me decidí a comprarlo fue la contra portada con una señal tipo tránsito y la frase "Muertos trabajando". El libro habla de como no convertirte en uno de ellos o bien si ya lo eres como intentar cambiarlo.

Actualmente trabajo en un lugar en donde la mayoría de los empleados - empezando por el director general- están muertos, literalmente son personas muertas profesionalmente : sin empuje, sin ideas, sin interés, sin arriesgue, sin acción ... y por el contrario: llenas de quejas, de hipocresía, de miedo, sin aspiraciones, sin ganas, conformistas, huevonas...

Lo peor es que esto lejos de quedarse en el trabajo, como una infección se expande a otros aspectos de la vida, y pronto te encuentras con personas que solo trabajan por ganar dinero, sin pasión... imagínate que en el lugar donde pasas la mayor parte de tu días, donde se supone desarrolles tus habilidades y capacidades profesionales y con ellas consumes proyectos y crecimiento, las personas - que ves mas que a tu familia o pareja- sean mediocres, simples, llenas de pretextos, sin aspiraciones ni sueños... es difícil no contaminarte, a veces simplemente ir contra la corriente constantemente cansa...

En verdad es una situación que no le deseo a nadie, pero que me parece está presente en demasiadas empresas, lo cual es lo que le sigue a triste.

Muchos de nosotros, o de nuestros conocidos trabajan en ambientes realmente destructivos, donde la creatividad, el arriesgue y la innovación se condenan o mueren bajo el yugo de procesos burocráticos ridículos que no ayudan pero entorpecen de lo lindo. Con personas en la dirección que no creen en sus equipos, que destruyen las buenas ideas con ejecuciones torpes, y que piensan que los empleados mientras más "robotizados" mejor.

Vivimos en una sociedad, en donde la cultura empresarial es casi nula, donde los gerentes y directores olvidan que "la realidad es que las compañías no son una una estructura física, sino personas, con sangre, sudor y lágrimas."; y donde la mayoría de los empleados no se hace responsables de sus decisiones, y buscan pretextos constantes para no hacer nada (laboralmente , como profesional , y como personas).


En verdad es un libro interesante, lleno de cosas que podemos ya saber o no, pero que siempre es refrescante leer, y que definitivamente te ponen a reflexionar sobre tu empleo pero más que nada sobre tu vida. En palabras de los autores: "El mensaje aqui se trata solamente de darse cuenta del valor de participar con entusiasmo, comprender el impacto de las decisiones personales y dar rienda suelta a la pasión de despertarse y marcar la diferencia todos los días."

Me gustaría también compartirles algunos fragmentos, que yo encontré interesantes:

"El mejor de tus días es aquel en el que decides que tu vida te pertenece. Sin disculpas ni excusas. Sin nadie en quien apoyarte, ni de quien depender, ni a quien culpar. El regalo de la vida es tuyo. Es una jornada maravillosa y sólo tú eres responsable por la calidad de ella".

"La libertad de elegir es tal vez el atributo más poderoso y el recurso más preciado que tienes en la vida, esta capacidad da forma a la persona que llegas a ser, cómo te expresas, el éxito que alcanzas y la influencia que tienes en el mundo. Eres el resultado de tus decisiones."

"Cuando alguien se te acerca con una idea innovadora y tú la ignoras, estás usurpando el proceso creativo y aplastando el deseo de involucrarse del individuo. Si suficientes personas hacen esto en una organización, se crea una cultura de estancamiento, aburrimiento y miedo."

"El reto es que no puedes innovar sin experimientar, no puedes experimientar sin cometer errores y no puedes someter errores sin estar dispuesto a arriesgarte al fracaso y al rechazo."

"El problema de muchos de nosotros es que pensamos que evitar riesgos (no hacer nada) es seguro, cuando en realidad, y con frecuencia, lo seguro es arriesgado."

"Estamos absolutamente convencidos de que la cultura y el éxito de la organización es voluntas de la gente tanto como la voluntad del director ejecutivo o el presidente."

Si les interesa conocer más de este buen libro, aquí un enlace para que puedan leer:


Mi recomendación: compren, lean, subrayen, anoten y crezcan.