Trabajando con muertos

lunes, 10 de enero de 2011

Esto originalmente lo escribí para Tertulias de Café soluble, pero me gustaría compartirlo aquí también:


Hay veces en las que generar contenido es sencillo, pero hay ocasiones en las que es necesario nutrirse nuevamente con contenido ajeno para poder crear el propio. He estado devorando algunos libros; no es mi intención hacer una reseña del libro, mas bien una reflexión de los motivos que me llevaron a comprarlo y leerlo.

" ¡BUM! 7 decisiones para volar las puertas del negocio como-de-costumbre " Kevin y Jackie Freiberg

En realidad no soy mucho de este tipo de libros, el motivo por el cual me decidí a comprarlo fue la contra portada con una señal tipo tránsito y la frase "Muertos trabajando". El libro habla de como no convertirte en uno de ellos o bien si ya lo eres como intentar cambiarlo.

Actualmente trabajo en un lugar en donde la mayoría de los empleados - empezando por el director general- están muertos, literalmente son personas muertas profesionalmente : sin empuje, sin ideas, sin interés, sin arriesgue, sin acción ... y por el contrario: llenas de quejas, de hipocresía, de miedo, sin aspiraciones, sin ganas, conformistas, huevonas...

Lo peor es que esto lejos de quedarse en el trabajo, como una infección se expande a otros aspectos de la vida, y pronto te encuentras con personas que solo trabajan por ganar dinero, sin pasión... imagínate que en el lugar donde pasas la mayor parte de tu días, donde se supone desarrolles tus habilidades y capacidades profesionales y con ellas consumes proyectos y crecimiento, las personas - que ves mas que a tu familia o pareja- sean mediocres, simples, llenas de pretextos, sin aspiraciones ni sueños... es difícil no contaminarte, a veces simplemente ir contra la corriente constantemente cansa...

En verdad es una situación que no le deseo a nadie, pero que me parece está presente en demasiadas empresas, lo cual es lo que le sigue a triste.

Muchos de nosotros, o de nuestros conocidos trabajan en ambientes realmente destructivos, donde la creatividad, el arriesgue y la innovación se condenan o mueren bajo el yugo de procesos burocráticos ridículos que no ayudan pero entorpecen de lo lindo. Con personas en la dirección que no creen en sus equipos, que destruyen las buenas ideas con ejecuciones torpes, y que piensan que los empleados mientras más "robotizados" mejor.

Vivimos en una sociedad, en donde la cultura empresarial es casi nula, donde los gerentes y directores olvidan que "la realidad es que las compañías no son una una estructura física, sino personas, con sangre, sudor y lágrimas."; y donde la mayoría de los empleados no se hace responsables de sus decisiones, y buscan pretextos constantes para no hacer nada (laboralmente , como profesional , y como personas).


En verdad es un libro interesante, lleno de cosas que podemos ya saber o no, pero que siempre es refrescante leer, y que definitivamente te ponen a reflexionar sobre tu empleo pero más que nada sobre tu vida. En palabras de los autores: "El mensaje aqui se trata solamente de darse cuenta del valor de participar con entusiasmo, comprender el impacto de las decisiones personales y dar rienda suelta a la pasión de despertarse y marcar la diferencia todos los días."

Me gustaría también compartirles algunos fragmentos, que yo encontré interesantes:

"El mejor de tus días es aquel en el que decides que tu vida te pertenece. Sin disculpas ni excusas. Sin nadie en quien apoyarte, ni de quien depender, ni a quien culpar. El regalo de la vida es tuyo. Es una jornada maravillosa y sólo tú eres responsable por la calidad de ella".

"La libertad de elegir es tal vez el atributo más poderoso y el recurso más preciado que tienes en la vida, esta capacidad da forma a la persona que llegas a ser, cómo te expresas, el éxito que alcanzas y la influencia que tienes en el mundo. Eres el resultado de tus decisiones."

"Cuando alguien se te acerca con una idea innovadora y tú la ignoras, estás usurpando el proceso creativo y aplastando el deseo de involucrarse del individuo. Si suficientes personas hacen esto en una organización, se crea una cultura de estancamiento, aburrimiento y miedo."

"El reto es que no puedes innovar sin experimientar, no puedes experimientar sin cometer errores y no puedes someter errores sin estar dispuesto a arriesgarte al fracaso y al rechazo."

"El problema de muchos de nosotros es que pensamos que evitar riesgos (no hacer nada) es seguro, cuando en realidad, y con frecuencia, lo seguro es arriesgado."

"Estamos absolutamente convencidos de que la cultura y el éxito de la organización es voluntas de la gente tanto como la voluntad del director ejecutivo o el presidente."

Si les interesa conocer más de este buen libro, aquí un enlace para que puedan leer:


Mi recomendación: compren, lean, subrayen, anoten y crezcan.

0 comentarios: