La palabra esta de luto

miércoles, 23 de junio de 2010

Habia abandonado esta parte de mí, no es por falta de interés, creo más bien falta de inspiración... finalmente el mundo sigue girando, el segundo piso incomodando y las personas mas enajenadas con el fútbol que nunca.

Confieso que estoy triste, una tristeza poco común y que no había sentido desde hace siglos cuando murió el tío Gamboín - y honestamente no creo que esa haya sido tristeza pura- . Murió Saramago, el extremista religioso, comunista e izquierdista, poeta, ganador de premio nobel, escritor, filósofo, pensador, periodista, dramaturgo, mecánico, literato, cerrajero, entre otras verdades y mentiras...

De hecho, si no mal recuerdo, yo empecé este blog con una entrada relacionada con él, o al menos está entre las primeras 5 entradas... Ahora se me hace casi imposible que las personas no hayan escuchado hablar de él, sobre todo después de que llevaran -sin tanto éxito- su novela Ensayo sobre la ceguera a la pantalla grande en una adaptación a la que le falto punch.

Mi primer contacto real con su obra, fue precisamente este libro, mágico, pegador, filosófico: Ensayo sobre la ceguera, se coló a mi top de libros favoritos gracias a un préstamo, una recomendación totalmente acertada, en el momento adecuado y de ahí me hice fan. No quisiera sonar reptitiva en todo lo que se ha dicho alrededor de su muerte, no me queda más que recomendar ampliamente su obra, no apta para moralistas, falsos moralistas, religiosos, amantes de Calderón, fornicadores redimidos, ni hipócritas consumados.

Saramago 1922- 2010
La palabra está de luto.

3 comentarios:

Ragazziano dijo...

Sigo agradeciéndote la recomendación. Quienes escucharon la pretendida miniadaptación de "Ensayo sobre la ceguera", se quedaron boquiabiertos, vamos, apendejados, por los planteamientos del ilustre Saramago: qué más hay delante de nuestras narices, de qué estamos hechos, hasta qué punto las miserias humanas, etc.
Cierto, señalado, criticado, casi casi exorcizado, sin embargo, reconocido, admirado y respetado por más, por su lucha, por su aporte, por sus ideas, por cuestionar, por no conformarse.
Bien, que su palabra no descanse, y ¡mejor vida para Saramago!

Inspiración te sobra, tiempo tal vez te falte, pero no abuses, no abuses.

Saludazzos.

slashboran dijo...

bien, si de hecho ya tenia abandonado su blog! habra que leer el libro, tratandose de vos la que lo recomienda definitivamente me habra de gustar ;)
saludos zukilla!

[abriL g karera] dijo...

Wah
a mí también me engachó su literatura con Ensayo sobre la ceguera, un libro que me aterró y me hizo valorarme en todos los sentidos n.n
La palabra está de luto, es verdad, pero no sólo por Saramago, también por Monsiváis... otro grande.
Los dos pensantes que, ahora que han muerto, no debemos acercarnos a su literatura sólo por el hecho que rodea su muerte, sino porque de verdad queremos conocer su manera de pensar. Tan grandes los dos. Cuánta falta hace leer letras como ésas.