A veces quisiera dejar de pensar

viernes, 2 de julio de 2010

Es bien sabido que la vida es como un tren, donde las personas suben y bajan constantemente de tus vagones; aunque esto es algo de todos los días, estoy en un momento en el que por alguna extraña razón lo noto más.

Tal vez es solo que me he puesto ha hacer un recuento de las personas que han subido y bajado- y algunas vuelto a subir - en estos últimos años.

Tal vez es solo que al mirar en restrospectiva me doy cuenta que se han bajado personas que desearía nunca se hubieran ido, y sin embargo hay otras que se mantienen aquí y en realidad poco me importaría que se bajaran.

Tal vez es solo que hay personas que apenas van subiendo y al corto tiempo no quisiera que se bajaran.

Será que es realmente necesario estos ires y venires para comprender la complejidad de nuestras relaciones?

Creo que esta nostalgia es generada directamente del clima ambivalente que nos azota y de la falta de una cerveza bien fría en mi mano. A veces quisiera dejar de pensar. Pensar no mata, pero hay días que como flagela.

4 comentarios:

[abriL g karera] dijo...

Insisto. Me parece que julio es el mes de sentirse así.
u.u
Lo siento igual.
Al menos permanece gente que aprecio y que, afortunadamente, espero, nunca bajará.

Saludos n.n

lotoblog dijo...

AUN Q QUIERAS NUNCA ME BAJARE...

Slash rocker dijo...

pienso que si aveces es necesario que ciertas cosas pasen, no termina siempre como lo imaginamos o como lo hubiesemos querido pero ahi radica la escencia del valor que damos y que nos dan.
Yo tampoco me bajo zukilla :p soy tu fans xD y ya espero ahora si para la prox hecharme unas chelas sin falta!

Ragazziano dijo...

Sí, estos climas extremos, pero con chela en mano o sin ella, siempre es bueno un chapuzón nostálgico-reflexivo.

Chucu chu, Ragazziano a bordo!!