Decisiones

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Siempre he tenido un problema con las decisiones de aspecto sentimental, astrológicamente estoy diseñada para buscar un equilibrio y evitar los conflictos, la verdad me sacan de mi elemento y eso es algo que no tolero.

Como dice Don Juan, el hombre que decide debe estar dispuesto a morir por esa decisión; en realidad creo que las cosas son muy similares a lo que pasa en Corre Lola Corre, y que un segundo de retraso o cualquier cambio mínimo hace que todo se altere de una forma impresionante que nos puede llevar a desenlaces misteriosos...

He notado que estamos bien educados en el arte de tomar decisiones pensando en todo y todos menos en lo que realmente queremos, y el hecho de lastimar o abandonar a alguien en el proceso nos genera -"salvo que seas un hijo de puta"- una incomodidad que puede retrasar decisiones por meses , años o incluso orillarnos a no tomarlas jamás.

Cuantas veces se deciden cosas de las que después decimos: para que lo hice?, o en el peor de los casos culpamos a alguien por habernos obligado a hacer o decir "x" cosa...


No cabe duda que lo más importante al hacer o dejar de hacer algo es hacerlo totalmente convencidos de que es lo que queremos, aunque al final a lo mejor no salga como lo esperamos. No hay nada más triste y mediocre que estar reclamando o recriminando a otros después , por las decisiones que nosotros tomamos y ahora no podemos afrontar.


Lo ideal sería arriesgarnos y lanzarnos al vacío, confiando en que hemos optado, por lo que es mejor para nosotros... total... life is life, no one's gonna save you.


Recomiendo : Cerrando círculos de Paulo Cohelo

0 comentarios: