miércoles, 30 de mayo de 2012

A veces no te queda de otra más que como dicen los gringos: Suck it up.


¿Qué es lo correcto, qué es lo que se hace cuando uno está dando lo más que puede, de la mejor forma que puede y nomás no se logra llegar a ningún lado?

Pues no se hace nada, uno simplemente debe tener el temple necesario para distinguir entre lo que está dentro de nuestros límites, y lo que ya no te corresponde, uno debe tener huevos para para saber cuando retirarse, y sobretodo uno debe tener el suficiente equilibrio para decir esto es lo que quiero aunque los demás lo vean como un acto egoísta. Y es precisamente ahí dónde tengo el problema, dónde siempre me equivoco, porque simplemente no soy una persona acostumbrada a no hacer nada ante los problemas. Soy el tipo de persona que explora todas las opciones que parecen viables, las locuras más a mi alcance,  y que más allá de explorarlas las ejecuta, y sí, en efecto es lo que generalmente se traduce es un desgaste físico, emocional y mental "de no mames".

"Pos" así la cosa, ni pa'lante ni pa'tras





0 comentarios: